Una frase de motivación… ¡Te vas a morir!

Desde hace algún tiempo trato de seguir a personas “exitosas”, me gusta ver qué hacen, cómo lo hacen, su comportamiento, si tienen alguna filosofía de vida de la cual pueda yo extraer algo positivo para la mía propia, uno de ellos se llama Gary Vaynerchuck.

Este tipo es famoso, dueño de varias empresas de clase mundial y su mensaje va por el estilo de “has las cosas porque nadie las va a hacer por ti, pero hazlo ya”. En uno de sus videos una admiradora suya muy emocionado lo aborda en su auto y le pide que la motive, que le dé una frase de motivación. Gary la observa por unos segundos y le dice — Te vas a morir -, la chica incrédula de lo que acababa de escuchar abre los ojos, está expectante, no sabe si es una broma o cual es el significado de aquella respuesta, Gary retoma la palabra y le dice — si, te vas a morir, eso es una frase de motivación-.

No voy a ocultar que al igual que a la chica, esta respuesta me tomó por sorpresa, ¿quien en su sano juicio te dice — Te vas a morir -? y pretende salir ileso al hacer tal declaración, la respuesta es nadie, o al menos casi nadie a no ser que sea algún delincuente y que la cosa ya va mal para tu integridad física en cuyo caso más vale encomendarse a Dios.

Esto ya se vuelve personal, si, me voy a morir, algún día voy a dejar este mundo y tu también así como todos los que conocemos y no conocemos, los que queremos y los que no, todos sin excepción nos vamos a morir.

Entonces, si sabes que tienes tiempo limitado, ¿que vas a hacer?, ¿a qué te vas a dedicar?, ¿en que te vas a enfocar?, ¿como vas a mejorar este mundo y dejarlo mejor para tus hijos?, a estas alturas puedo suponer que estas y más preguntas ya te han pasado por la mente, te toca pasar a la acción.

Define prioridades y enfócate en esas prioridades. Si lo más importante para ti es estar bien con Dios pues ve y cumple lo que Dios manda. Si para tí lo más importante es estar con la familia, has un tiempo todas los días para estar con los tuyos y ponerte al tanto de sus vidas, ayúdalos, aconsejalos, mímalos; pero enfócate en estar, deja el teléfono y la televisión por un lado y enfócate en ellos. Lo mismo aplica para cualquiera que tu prioridad sea, el tiempo puede ser corto, enfócate, tú a lo tuyo y sé feliz.

Tu tiempo avanza, ¿Qué vas a hacer?

Foto por Sonja Langford on Unsplash



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *