¿Emprender o no emprender?

Si existe una palabra de moda en estos tiempos me atrevería a decir que es emprender. Pero… ¿Qué significa emprender?.

Emprender

 

  1. Empezar a hacer una cosa determinada, en especial cuando exige esfuerzo o trabajo o cuando tiene cierta importancia o envergadura.
  2. Mostrar una actitud hostil, desfavorable o muy crítica hacia una persona o cosa de forma constante y exagerada.

Particularmente nos interesa la primera definición de la palabra que es la positiva, entonces:

Emprender en pocas palabras significa empezar a hacer algo.

En la actualidad se nos vende la idea de que debemos emprender un negocio para que de esta manera seamos capaces de ser nuestros propios jefes y encontrar con esto la tan anhelada libertad financiera, ya definiré en otro artículo que significa el término “Libertad Financiera”.

Volviendo a nuestra pregunta inicial ¿emprender o no emprender?, la respuesta es un gran y rotundo “Depende” — a que no te lo esperabas — …

Es seguro que tienes habilidades o conocimientos con los cuales podrías servir a muchas personas, emprender depende de:

Necesitar

Emprender es una cuestión de tener la necesidad de hacer algo ya sea porque hay algo dentro de ti que te dice que estás hecho o hecha para hacer cosas más grandes, sientes una necesidad de ayudar a los demás, tienes una motivación extra porque hay bocas que necesitan alimento en tu hogar. En fin, sientes la necesidad motivada por X o Y situación.

Querer

Emprender, también es una cuestión de querer, porque puedes tener necesidad pero estás tan cómodo con tu situación actual que prefieres quedarte viendo la tele que levantarte a trabajar.

Trabajar

Emprender es una cuestión de iniciar a TRABAJAR y para eso tienes que estar dispuesto a pagar el precio, con tu tiempo, con tu poco o mucho dinero, con tu esfuerzo y dedicación poniendo todo lo que sea necesario para hacer funcionar tu emprendimiento. Si, porque hacer significa “hacer” y no “esperar” rogando porque las cosas funcionen solo porque sí.

Emprendimiento alterno

Tranquilo, tranquila. Emprender tampoco es una cosa de renunciar a todo y tirarte al vacío. Inicia en pequeño, analiza que es lo que puedes y cómo puedes servir a las personas — al final servir es el objetivo final — con tu conocimiento o habilidades e inicia algo fuera de tu horario laboral, no te compliques con querer ser el siguiente Gary Vee — aunque harías bien en seguirle los pasos — , como ya te dije inicia en pequeño y piensa en grande, puedes iniciar sirviendo a sólo una persona y de allí aumentar tus números.

Conclusión

Si luego de hacer tu análisis personal te das cuenta que tienes la necesidad, quieres y estás dispuesto/dispuesta a trabajar con todo lo necesario y además mantener el impulso para hacer que eso prospere… EMPRENDE, pero sé listo, sé lista, emprende en pequeño y piensa en grande.

Artículos similares

De comerciante a ingeniero

La niña se enojó

 

Foto por Jackson Hendry on Unsplash



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *